¿no nos fiamos de nuestros amigos?

facebooksegún el barómetro de confianza de edelman, un 75% de los individuos no se fían de los consejos de sus amigos en relación a las marcas… y esto va a más, ya que el año pasado era el 55% de los individuos los que expresaban esta desconfianza.

¿qué ha ocurrido? ¿nuestro mundo se ha venido abajo? ¿ha desaparecido la confianza en los amigos? … ¿o está cambiando lo que ahora llamamos «amigo»?

hace un par de años la confianza que teníamos en la recomendación de zapatillas deportivas de la compañera de trabajo de un amigo de una ex-novia que tuvimos en preescolar era bastante dudosa. eso sí, ahora la tenemos agregada en facebook, y claro… ya es nuestra «amiga»… pero no quiere decir que confiemos en ella, ni que nos importe lo más mínimo su marca preferida de zapatillas. ahí está la cuestión.

seguimos confiando en nuestros amigos, y nos fiamos de su consejo en una categoría tanto en cuanto sepamos que tenemos un grado de afinidad en la misma. las redes sociales nos permiten descubrir nuevos individuos con determinados grados de afinidad a nuestros gustos en varias categorías. pero ahí acaba la historia. no pensemos que si veo algo en un «muro» me voy a hacer eco rápidamente.

… además, si todo el mundo está recomendando como posesos, el valor de una recomendación ya no es el que era 🙂

añadamos a esto que los usuarios se han percatado que detrás de determinadas opiniones hay una marca. no es nada malo. pero la alertas están a flor de piel en el momento en que pensamos que nos quieren vender algo ¿o no?

al final es cómo todo: no hay una piedra filosofal, las marcas han de conocer este entorno, introducirse en él, dialogar, crear valor en la conversación y seguro que si somos honestos confiarán en nosotros. y podremos llamarles «amigos».

dudamás en >> advertising age

Una idea en “¿no nos fiamos de nuestros amigos?

  1. Pingback:El concepto de amigo y recomendar gratuitamente :: Blog profesional de David Monreal sobre negocios digitales, reclutamiento online e internet en general

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *